1 oct. 2015

03 Los lugares

Lugar o establecimiento en el que colocaras el diorama.

Cada asociación y cada concurso tienen sus medidas establecidas.

Si vas por libre, (como yo), te daré unos consejos.

En función del lugar donde ha de ir expuesto el diorama calcularas sus dimensiones.

Hay que considerar varios aspectos:
  • la profundidad.
  • el frontal con el encuadre.
  • la iluminación exterior.

Para la profundidad:

Calcularas primero si hay suficiente distancia para poder observar y hacer la fotografía de todo el encuadre. Hace falta una distancia mínima entre la embocadura y la pared que queda detrás de 120 cm

La profundidad en principio no tiene máximo, pero yo escogería como máximo la medida más corta de un tablero de DM (244 x 122 cm).




Las dimensiones de profundidad a parte de las limitaciones de su ubicación también van estrechamente ligadas a la escena que quieres representar. Paisaje urbano, paisaje panorámico, un patio interior, una habitación, una cueva, etc.

Para el Frontal:
Si el diorama no se hace in situ tendremos que saber las anchuras de posibles puertas por las que tenga que pasar. Las anchuras de una puerta normal son entre 62 cm, 72 cm y 82 cm.

En el dibujo siguiente tenemos tres tipos de tamaños de dioramas, el primero es el más pequeño y es apropiado para colocar en una librería o estantería, el segundo está pensado para transportar cómodamente por dos personas y el ultimo el más grande se realiza en el mismo lugar en que será expuesto.


Si quieres colocar más de un diorama seguido has de dejar una distancia de separación entre un diorama y el otro, para que la vista descanse. Te has fijado que en todos los museos, en las galerías, en las ilustraciones de los libros, etc. Siempre están separadas prudencialmente las obras unas  de otras.  Precisamente para no mezclar una imagen con otra, es como un punto y aparte. De lo contrario si están pegadas como ocurre con demasiada frecuencia, parece que estés viendo un comic, pero en el comic, las viñetas van seguidas porque están relacionadas, siguen una secuencia y las dibuja el mismo dibujante. En los dioramas debe existir dicha separación, descanso o punto y aparte. Y con más razón cuando encima los dioramas son de autores y estilos totalmente distintos unos de otros. También es necesario para corregir la retina, si un diorama es fuertemente iluminado y justo al lado hay uno que representa una escena nocturna, este último al principio no se verá nada.
Por lo tanto es aconsejable si se quiere exponer dignamente no dar la sensación de estar atiborrado.



 Es un poco exagerado pero para que lo entiendas sirve perfectamente.



Este ejemplo es de una exposición de fotografías, pero podrían ser perfectamente dioramas, (bueno con las patas un poquito más anchas)

Todo esto seguramente es por falta de espacio, pues nada más fácil, se hacen los dioramas más estrechos, en vez de frontales de 80 cm se hacen de 60 cm se gana una separación o descaso de 20 cm. No por ser más grande el diorama es más artístico.  





Pablo Picasso, 1919, Campesinos durmiendo, acuarela, gouache y lápices de colores sobre papel, 31,1 x 48,9 cm, MoMA, New York.


Es una pintura relativamente pequeña, no hace más de dos palmos, pero podría ser perfectamente una pintura mural de gran tamaño. Lo grande nos impresiona más, pero el valor artístico no deja de ser el mismo
Sigue en 04 Las figuras

No hay comentarios:

Publicar un comentario