1 ene. 2016

3 – Puesta en práctica de la perspectiva en el belén artístico.

Lo primero de todo es saber cómo es tu soporte, estructura o caja para realizar la perspectiva, en el enlace diorama he colocado un ejemplo de cómo construir uno, existen muchas formas de construir los dioramas, pero todas siguen los mismos principios, y los mismos elementos que lo componen, lo mejor será que las defina.

3.1 Caras de la caja del diorama:
Cara Frontal con la Embocadura y su opuesta la Cara trasera
Caras laterales derecha y su opuesta la cara izquierda
Cara base y su opuesta la cara de tapa
El escenario
3.2 ¿Cuáles son las principales diferencias entre la perspectiva gráfica y la perspectiva en el diorama?
Los belenistas hacemos como si el plano del cuadro PC tuviese profundidad, podríamos decir que el PC tiene dos caras, la que sería la embocadura, que es donde nosotros normalmente acostumbramos a medir las proporciones, dado que es donde colocamos las primeras figuras, y estas hacen de figura de referencia en su tamaño, en su proporción, en su escala, y la otra cara del PC seria la cara trasera o más allá donde proyectaremos la LH y los diversos puntos de fugas.

En una escena de belén la cosa se complica algo más que en la perspectiva gráfica (2D), resulta que el observador del escenario de beléndiorama, también está mirando en perspectiva y percibe los volúmenes nítidamente a corta distancia por el hecho de tener dos ojos (Percepción de la profundidad, tema a tratar en otro post). No percibimos de la misma manera un diorama fotografiado, que un diorama visto donde está expuesto, de la misma manera que tampoco es lo mismo, oír y asistir a un concierto en directo que oír una grabación, o etc.

Todo esto parece muy complicado, y de hecho lo es, por esto es mejor guiarse por la intuición y la creatividad, que al fin y al cabo da el mismo resultado o mejor, es más espontaneo y expresivo. Pero bueno, de todas formas, allá vamos. No está de más conocerlo.

¿Por qué ocurre esta diferencia? Pues, porque estamos dando volumen utilizando las reglas de perspectiva, que estas, son utilizadas para verlas en una superficie plana 2D, vendría a ser como, si estirásemos un cuadro, o una fotografía desde atrás, hasta donde queramos nosotros y colocando cada cosa en el lugar proporcional de lejanía que le corresponde visualmente.

3.3 ¿Quién es el PV de la perspectiva?
En todas las perspectivas existen dos elementos básicos y esenciales, el observador y el objeto a representar, que en nuestro caso, es la escena del belén que hemos elegido. Dela misma manera que cuando pintamos un cuadro o hacemos una foto, tenemos al pintor o al fotógrafo y sus modelos.



¿Dónde colocamos el PV del observador que está haciendo un cuadro, o una fotografía?

Lo colocaremos primero a una distancia en la que se pueda ver toda la escena con nitidez, aquí entra en juego el CV, y ¿a qué altura se coloca para realizar la imagen, sentado, de pies o subido en una tarima?, aquí entra en juego la PT, HV, LV y el PC.
Piensa que estás realizando una imagen que ha sido dibujada, pintada o fotografiada en un lugar determinado PV por alguien y ese alguien representa que eres , si, si, ¡tú! por lo tanto es fundamental para que sea creíble la perspectiva que te imagines que estas allí, haciendo de figura de belén como pintor, dibujante o fotógrafo. Los belenistas, que yo sepa, no hay ninguno que se plantee hacer el diorama del natural, in situ, o sea, en el lugar que hemos escogido si es que copiamos un paisaje, tampoco nos colocamos en medio de unas calles para hacer nuestro diorama, tampoco contratamos modelos para que se coloquen como hemos preferido, etc., los belenistas hacemos nuestro diorama en casa, o en la asociación, a partir de dibujos previos, de fotografías, cuadros, o de lo que se te ocurra, por lo tanto, estamos delante de un Arte totalmente imaginativo y creativo y hemos de hacer este esfuerzo de imaginación, el ser una figura de belén como pintor, dibujante o fotógrafo. 
Al encuadrar la imagen, estamos prácticamente siempre obligados a que se vean las figuras enteras, no hacemos un busto, un retrato, una fotografía de paisaje en la que predomina solamente el cielo, la tierra o el mar, nosotros los belenistas tenemos una escena con unas figuras, a las que les hemos de crear un escenario para que nos motiven emocionalmente.



En el diorama podemos colocar la LH a la altura que queramos, pero es aconsejable que coincida con la misma LH del observador del diorama, y este, siempre tiene la LH en el centro de la embocadura, (si no eres un niño pequeño y has de trepar para poder ver el diorama). Es la forma más segura de conseguir el efecto deseado de perspectiva, porque estas colocando al observador en el mismo lugar donde haciendo de figura de belén como pintor, dibujante o fotógrafo, has hecho el cuadro o la fotografía. Las otras alturas de la LH son bastante más complicadas.

En los dibujos podrás apreciar que existe siempre una proporción entre la figuras de referencia y ¡tú como pintor, dibujante o fotógrafo!, tú también formas parte de la perspectiva y eres el PV principal. Imagina que estas construyendo una anunciación de los pastores y todos están sentados o echados en el suelo, no es el punto de vista de las figuras el que marca la LH, sino donde estás tú, pintando el cuadro o fotografiando la imagen. Este es el PV de la perspectiva, y ningún otro.

¿Qué ocurre según la altura de la LH?
LH centrada, compositivamente es la menos afortunada, pero normalmente es la más apropiada porque coincide con la misma LH del observador del diorama, o sea, que tú como una figura de belén pintor o fotógrafo, haces coincidir la misma LH, de esta manera se hace más creíble la sensación de perspectiva. Para soslayar el problema de la composición demasiado simétrica, lo mejor es, no darle protagonismo, o sea, que no aparezca en nuestra composición, y si te atreves a que aparezca, que sea de refilón. No podemos obligar al observador que mire el diorama con un ojo tapado, en plan pirata.

LH baja, de los tercios 1/3 o aurea 5/8, compositivamente nos da sensación de estabilidad, de desahogo y expansión, es la mejor para realizar vistas de paisajes y trabajar el cielo con las nubes, los humos de chimeneas (con algodón e hilo de medias (Nylon)), las copas de los árboles,... Pero tiene un inconveniente en el diorama, son las aristas de la caja, que nos fastidian toda ilusión de perspectiva. Solución, utilizar una bóveda de cañón en carpanel, trabajo bastante laborioso y que resulta caro para hacer expresamente una bóveda solamente. (En otra entrada –post- ya explicare varias formas de cómo se realiza dicha bóveda)

LH alta, la misma proporción a la anterior pero a la inversa, compositivamente da sensación de recogimiento, introspección, da protagonismo a la parte baja de la escena. Aquí, podemos buscar más fácilmente en la composición, la forma de tapar las dichosas aristas de la caja del diorama.
Las dos requieren o dioramas grandes o figuras pequeñas, para que el ángulo formado por la LV y el PT no resulte excesivamente grande. Recuerda que el observador tiene dos ojos y percibe los volúmenes a corta distancia claramente, y que, no es tan fácil engañarle la vista, así sin más.


Si todavía no es complicado, vamos a complicarlo un poco más. Lo fácil es tirar el hilo de las fugas, que ya tratare más adelante. Lo complejo es el planteamiento y el razonamiento, y aún más difícil intentar explicarse claramente para que se entienda.


No hay comentarios:

Publicar un comentario