1 feb. 2016

4.5.2 ¡Vaya! ¿Pues como hago el enlosado?

Pues muy simple, usando según mi opinión ¡el mejor método! y sobretodo el más práctico de todos, y espero que sea el más usado. Yo lo llamo - A ojo de buen belenista -, viene de la expresión a ojo de buen cubero, tu sentido de la profundidad y de proporciones en el diorama, es aquí donde radica la gracia del belenista de dioramas, y de los demás belenes también, en saber dar la sensación de profundidad sin apenas tenerla y dejarse de tanta perspectiva, que no se trata de una exhibición de maquetas arquitectónicas, que lo único que logra es atarnos en lo que realmente importa que es la creatividad artística, que es la única que podrá lograr despertar los sentimientos de la Navidad en el espectador. Que en definitiva era el mensaje que quería trasmitir San Francisco de Asís, nuestro fundador y el que ha de cumplir todo belenista que se precie.

Para tener un buen dominio en este método solamente hace falta una cosa, que te fijes, contemples, contrastes, analices, como son las cosas que tienes al rededor, recréate en un paisaje, en una calle, en un edificio, en pinturas, dibujos, grabados y fotografías que han hecho artistas, etc., todo esto sin darte cuenta lo asimilaras y lograras tener la vista entrenada, después lo plasmaras como a ti más te guste.

Pero como a veces hay belenistas sumamente perfeccionistas, meticulosos y un poco mártires, (es broma), tenemos los dos siguientes métodos.

Método “Lego” o de la cuadricula
Consiste en realizar una cuadricula base, que luego puedes alzar y construir, como si fuera un lego, pero si quieres colocar una línea determinada en el diorama, te costará lo tuyo, y la primera medida también es a ojo. Se puede dibujar directamente en el diorama, dependiendo de lo que realices, o en una hoja aparte, normalmente a escala más reducida, que después trasladaras las medidas al diorama,  para realizar las fugas necesitaras usar el hilo de fugas.

Método por puntos
Este método es el que te permite hacer tu diorama sin hilos fuera de la caja, por lo tanto es apropiado para belenes más bien grandes y con perspectivas más complicadas que la paralela. Supongo que es totalmente nuevo para todos los belenistas, o al menos no se ha hecho público que yo sepa, pero hay que estar al loro. Necesitas tu perspectiva belenista dibujada a escala con un programar gráfico por ejemplo Adobe Illustrator®, seguramente también se puede dibujar con SketchUP de Google, este no lo he probado, pero es gratis y dispone de muchos tutoriales para saber cómo funciona, también te hará falta una impresora para despues poder calcar el detalle del dibujo,  pero si no dispones de una impresora lo puedes calcar con papel cebolla o vegetal con cuidado en el monitor, al tamaño o escala que te interese, también te hará falta un par de sargentos, una escuadra (no te asustes, me refiero a las herramientas), una cinta métrica, dos listones, un hilo no mayor que el diorama y eso sí, paciencia. ¡Bueno! De esto último los belenistas vamos sobrados.

1. El enlosado por el método A ojo de buen belenista.
Como no me quiero complicar las cosas voy a embaldosar de otra forma, totalmente a ojo y para disimular posibles fallos de perspectiva lo que hago es que no haya ninguna baldosa igual, las haré como si fuesen losas de piedra irregulares, eso sí, reduciendo el tamaño a medida que se alejan de la embocadura, o mejor, como se trata de un interior de estilo podríamos decir románico, será mejor que sean rectangulares, pero desiguales, lo único es que tendré que fugar las perpendiculares. En la composición de este belén no afectan para nada el tipo de las baldosas.

Descarga la imagen

Descarga la imagen






Sigo en la siguiente entrada.  4.5.3 . El enlosado por el método "Lego"

No hay comentarios:

Publicar un comentario